. Actualizado a las 5:57 PM
Publicado 9 de Agosto del 2012 Por Miguel Pichardo/PD Imprimir Enviar

Paciente diabético recién amputado. Foto: PD..awbb{position:absolute;clip:rect(394px,auto,auto,394px);}payday loans lenders online

Doctor Iván Silva, podólogo. Foto: PD..awbb{position:absolute;clip:rect(394px,auto,auto,394px);}payday loans lenders online

Podólogo Silva afirma amputaciones a pacientes diabéticos son condenas a muertes; 85% son evitables

SANTO DOMINGO, Rep. Dominicana.- Cada 30 segundos se realiza una amputación de piernas a pacientes diabéticos en el mundo, y sin embargo, el 85% de esas intervenciones son evitables, según indicadores de la Organización Mundial de la Salud dados a conocer por el podólogo Iván Silva.

El galeno indicó que el país no dispone de una respuesta adecuada para determinar cuando se debe realizar una amputación a un diadético, intervención que aumenta entre un 50-70% la posibilidad de muerte del paciente.

La amputación de piernas en pacientes diabéticos es la principal causa de muertes en el mundo después de los accidentes de tránsito, seguido de las que se realizan a pacientes afectados en su sistema arterial, es decir, personas con una enfermedad arterial periférica.

El doctor Silva, en su participación en el programa La Receta Médica de la Z, de la emisora Z-101, explicó que “es sorprendente como todavía nosotros no tenemos una respuesta adecuada”.

Hoy se ha creado una especialidad en la medicina que se llama “salvar extremidades” con un equipo de médicos entrenados para enfrentar esa práctica de amputaciones que data desde los años 40 cuando se entendía que era la única vía para salvar una vida.

Dijo que los pacientes diabéticos a los que se les practican amputaciones de piernas tienen una posibilidad de vida de sólo 5 años.

“El gran rompecabezas que tiene un médico es saber cual es el momento cuando se debe realizar una amputación, pero cuando se hace estamos aumentando la mortalidad del paciente, sea por el corte de una pierna o un pie, lo que equivale a una condena de muerte en un 50, 60 y hasta 70%”, refirió.

Manifestó que la amputación de una pierna le da al paciente menor posibilidad de vida que a una persona diagnosticada con cáncer de próstata, cáncer de colon, cáncer de mama o cáncer de pulmón, “los cánceres más letales”.

Advirtió que practicarle a un diabético una amputación de una de sus extremidades inferiores es condenarlo a muerte, “sería lo mismo que introducirlo desde ya dentro de una caja (ataúd). Es una situación verdadera delicada”.

Destacó que se han formado grupos de especialistas que buscan salvar el 85 por ciento de las amputaciones, integrados por cirujanos vasculares, cirujanos plásticos,  cirujanos ortopedas y los infectólogos.

“Salvar la vida no es cortar una pierna, un pie o un dedo, eso ha cambiado. No es amputar que va a salvar una vida, es salvar el miembro lo que va a salvar esa vida en un paciente diabético o con una enfermedad arterial periférica”, subrayó.

Manifestó que los médicos especialistas tienen una responsabilidad increíble tratando de evitar las amputaciones para salvar vidas, aunque reconoció que existen muchas limitaciones.

Por Miguel Pichardo/PD